Desde un teléfono móvil es posible ver lo que otro usuario está haciendo en directo desde cualquier rincón del planeta sin importar la distancia ni las barreras geográficas.

Para muchos esta herramienta carecerá de importancia. Para otros, los más curiosos, supondrá un instrumento muy interesante. En aplicaciones como Periscope, Meerkat o YouNow el consumidor puede encontrarse de todo. Algunos emisores simplemente colocan su smartphone frente a él en alguna de las estancias de su vivienda y se limitan a charlar sobre asuntos nimios u optan por responder únicamente las preguntas de los espectadores durante la retransmisión. Pero en cambio hay otros que realizan streamings en vivo más elaborados y realmente atractivos. Observar cómo se prepara la comida en la cocina para los clientes de un restaurante en Argentina, asistir a una lección gratuita para aprender un poco de francés o contemplar un paseo en coche por las calles de San Francisco son algunos de los ejemplos que se pueden visualizar.

Cómo si de un titular de un artículo o un reportaje se tratara, los emisores deben explicar con pocas palabras el tema sobre el que trata su transmisión de vídeo. Esto permite al potencial espectador hacerse una idea de lo que se va a encontrar conectando con ese enlace o hallar algo relacionado con sus gustos e intereses.

Nunca antes fue tan sencillo abrir un portal hacia otras culturas y otros países de forma instantánea. Tan sólo es necesario disponer de un teléfono móvil para viajar en cuestión de pocos segundos a través del globo. Asiste al desnudo social en directo a través de las redes. Sin filtros. Sin prejuicios. Totalmente al natural.